FAMILIA

“La familia es una unión de personas que comparten un proyecto vital de existencia que se desea duradero, en el que se generan fuertes sentimientos de pertenencia a dicho grupo, existe un compromiso personal entre sus miembros y se establecen intensas relaciones de intimidad, reciprocidad y dependencia”.

En la actualidad, se pueden encontrar bastante diversidad en cuanto a los modelos familiares. Los diferentes tipos de familia se pueden clasificar en:

Las familias nucleares están compuestas por una pareja de adultos que se hacen cargo de uno o más hijos biológicos. Es por tanto la familia clásica.

Las familias homoparentales son familias formadas por dos padres o madres homosexuales y uno o más hijos.

Hasta hace poco, cuando se hablaba de pareja de adultos, sobre todo en estos temas, se asumía que se trataban solamente de parejas heterosexuales.

El rechazo existente hacia esta modalidad familiar, predominante en ciertos sectores sociales, parte de las creencias que aún se tienen sobre las personas homosexuales y de las creencias arraigadas sobre los roles de género en la maternidad y paternidad.

Y así lo demuestran los prejuicios sociales más frecuentes que se han escuchado hacia este tipo de familias.

Estos prejuicios aún perduran a pesar de las numerosas investigaciones y estudios realizados por importantes instituciones como la American Psychological Association (APA) o la American Academy of Pediatrics (AAP).

Estos demuestran que los hijos con padres del mismo sexo llevan una vida de lo más normalizada y que esto no influye de forma negativa en su desarrollo.

Es más, incluso hay datos que defienden todo lo contrario. Los hijos de parejas homosexuales cuentan con una mejor salud mental, más autoestima y roles de género más flexibles.

Esto se debe a que suele ser una maternidad y paternidad muy reflexionada, lo que les lleva a investigar sobre el desarrollo infantil, propiciando estilos educativos adecuados y un ambiente familiar en el que los hijos se sienten queridos y protegidos, a la vez que se alienta la autonomía e independencia.

La familia monoparental esta modalidad de familia tampoco se libra de la crítica y la especulación, tanto en el caso de las mujeres solas como de los hombres, aunque estos últimos continúan estando en minoría.

Hace unos años, cuando se hablaba de familias monoparentales, el perfil más común era el de la madre divorciada que se tenía que hacer cargo de los niños en solitario porque el padre se había desentendido.

Hoy en día ese perfil ha cambiado un poco. Si bien es cierto que siguen abundando las madres divorciadas, en los últimos años se ha producido un aumento considerable de mujeres que han decidido ser madres en solitario a través de métodos de reproducción asistida.

Igualmente, son cada vez más los padres que tras el divorcio deciden quedarse con la custodia de sus hijos, reivindicando así su derecho a ejercer la paternidad en igualdad de condiciones que las mujeres.

Familias reconstituidas, ensambladas o compuestas esta modalidad familiar tal vez sea la que más abunda en la actualidad debido al gran número de divorcios que se producen.

Son formadas por ejemplo por los hijos biológicos del padre y los hijos biológicos de la madre. Son por tanto hermanastros que forman una familia por haberse unido sus padres tras separarse de sus anteriores parejas.

Familia de tres generaciones o extensa son las formadas por miembros pertenecientes a distintas generaciones que conviven juntos.

Por ejemplo, una familia formada por una pareja -padre y madre-, sus hijos y el abuelo.

Familia adoptiva una pareja o un adulto en solitario con uno o más hijos adoptados.

Estas familias son más comunes en los países desarrollados, cuyas familias tienen más recursos económicos para adoptar niños de su propio país o de otros.

Familia acogida una pareja o un adulto en solitario decide acoger en su casa a uno o más niños hasta que encuentren un hogar permanente.

Este tipo de familia también es más frecuente en países de desarrollados. Por otra parte, son más frecuentes tras épocas de guerra, cuando los padres han muerto o no han podido huir de sus países.

Familia sin hijos son las formadas por dos adultos, heterosexuales u homosexuales, que no tienen hijos, ya sea porque lo han decidido o porque lo han podido.

Familia de abuelos Esta clase de familia se da cuando los abuelos cuidan a sus nietos, debido a que los padres los han abandonado, han muerto o tienen problemas de adicciones o legales.

Al igual que se han propuesto definiciones variadas de concepto de familia, existen diferentes percepciones en lo que respecta a sus funciones.

Haciendo mención a una de ellas, Allard (1976) defiende que las que debe cumplir toda familia son las de cubrir las necesidades de tener, de relación y de ser.

· Necesidades de tener: son los aspectos económicos, bienes materiales y educativos necesarios para vivir.

· Necesidades de relación: hacen referencia a la socialización, a amar y a sentirse amado y aceptado por los demás, a la comunicación.

· Necesidades de ser: no son más que el sentido de identidad y autonomía de uno mismo.

Aunque todas estas funciones son importantes, la literatura hace más hincapié en la relevancia de la familia como instrumento de socialización.

La socialización es el proceso por el que se adquieren las creencias, valores y conductas que una sociedad considera significativas. Es el medio con el que se regula la conducta de los niños y se controlan sus impulsos, ayuda al crecimiento personal del individuo y perpetúa el orden social.

Así, el entorno familiar es el primero al que los más pequeños pueden acceder para relacionarse y aprender estas cosas, por lo que es importante que la familia sea capaz de cubrir esta necesidad básica para el buen desarrollo de sus miembros.

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial
Facebook
Facebook
Twitter
Visit Us
LinkedIn
INSTAGRAM